Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web

Críticas de películas y eventos de cine

0 0 0

TRAIN TO BUSAN

Muestra fantástica de cine de zombies desde Corea del Sur

Por: Webmaster Cine | Publicado: 23/10/2016 16:30 | |

Yeon Sang-ho es un director surcoreano muy personal cuyos tres primeros filmes, todos de animación, exploran el lado más oscuro del ser humano y critican sin piedad las desigualdades y la falta de solidaridad de la sociedad coreana. En King of Pigs trata los abusos escolares; en The Fake sobre la fe y la religión, mientras que Seoul Station, una película de zombies, retrata la represión latente en el gobierno de su país. Sus personajes no suelen ser agradables, no los dulcifica aunque sean víctimas o aunque acaben haciendo algo correcto, como en el caso del protagonista de The Fake. Train to Busan, su última película y su primer trabajo en imagen real, transcurre en el mismo entorno que Seoul Station, aunque constituye una película muy distinta, más centrada en la acción y con una perspectiva más dulcificada que sin duda conectará con audiencias más amplias.

La cinta arranca con el gestor de fondos Seok-wu (Gong Yoo) llevando a su hija Su-an (Kim Su-an) en el tren rápido que conecta Seúl con Busan para que visite a su ex-mujer. Seok-wu es un adicto al trabajo, egocéntrico y snob, que casi no ve a su hija a pesar de retener su custodia; su madre, que vive con ellos, es quien en realidad la está criando. La última persona que sube al tren es una chica con aspecto extraño que obviamente se encuentra fatal; pero la gente la ignora, está más alarmada por el homeless que se esconde en el baño. En las noticias se habla de revueltas en la ciudad, en la estación parece haber algún problema cuando el tren está saliendo, pero nadie está aún alarmado. Todo cambia cuando la chica enferma se transforma en zombie y empieza a morder a la gente. A partir de este punto, estalla el caos y el ritmo de la narración crece hasta el paroxismo. Los zombies empiezan a asolar el tren, vagón a vagón. La única esperanza de los no infectados son las limitaciones de los zombies: no son lo bastante listos como para abrir las puertas que separan los vagones y no tienen memoria, cuando dejan de ver a alguien se olvidan de él. Por eso si logran cerrar una puerta entre compartimentos y cubrir los cristales, no intentan entrar. Al parecer la única ciudad de la línea que recorre el tren donde la infección aún está bajo control es Busan; sólo si el tren logra llegar hasta el final alguien podrá sobrevivir.

Los personajes protagonistas de la película son mucho más amables y positivos que los de los anteriores trabajos del director. Incluso el egocéntrico Seok-wu recupera el sentido de la solidaridad junto al fortachón Sang-hwa (Ma Dong-seok), que intenta proteger a toda costa a su esposa embarazada Sung-kyu (Jung Yu-mi), una mujer encantadora. Sólo Yong-Suk (Kim Eui-Sung), un hombre absolutamente mezquino, aterrorizado y sólo interesado en su propia supervivencia representa a lo peor de la humanidad en la película. Esta suavización, aparte de aumentar sus posibilidades de éxito comercial, facilitan que el espectador empatice con los personajes, algo necesario en una película como esta, llena de persecuciones y donde la principal motivación de todo el mundo es la supervivencia.

La dirección de Seok-wu es magnífica; imprime un ritmo endiablado a la narración y una tensión tremenda a algunas escenas. La película les da a los zombies unas características (su ferocidad y velocidad pero también su nula inteligencia, memoria y poca vista en la oscuridad) que después aprovecha en algunas escenas fantásticas, antológicas. También hace gran uso de todos y cada uno de los elementos del tren; pasillos, lavabos, vagones, locomotora, portamaletas y asientos. Desde la aparición de los zombies la película mantiene al espectador al borde de la butaca, sólo interrumpiendo la acción brevemente para mostrar la interacción de los personajes.

El trabajo actoral es muy bueno; destacan especialmente Gong Yoo y Kim Eui-Sung. El primero empieza como la personificación del triunfador; con dinero, egocéntrico e insensible a los intereses de todo el mundo. Pero cuando la crisis estalla, el testimonio directo de la muerte le va solidarizando poco a poco con sus compañeros de desgracia, con los que acaba formando equipo para tratar de salir con vida y proteger a su hija. Gong Yoo tiene carisma y elegancia, y logra que nos creamos la transformación. Kim Eui-Sung interpreta con maestría al ser humano despreciable, que siempre parece tener un motivo de peso para tomar la decisión que más le conviene a él, aunque condene a otros a la muerte. El actor muestra muy bien el miedo de fondo que mueve a su personaje.

La fotografía de Lee Hyung-Duk es muy buena, con un uso muy bueno de la iluminación. Los efectos visuales son correctos; en algún momento incluso se hace un pelín de alarde de ellos con algunas acumulaciones multitudinarias de zombies en una estación. La música de Jang Young-gyu construye y acentúa muy correctamente la tensión de las escenas.

Aparte de toda la acción, la película puede leerse como una alegoría de la rabia de los menos favorecidos hacia la creciente desigualdad entre los más ricos y los más pobres; en este sentido conecta con Snowpiercer, de Bong Joon Ho, otra película ambientada enteramente en un tren. Pero Train to Busan me pareció menos pretenciosa y mucho más divertida de ver. El guion construye la alegoría a través de los detalles que van salpicando la película, evitando los soliloquios. Me gustó mucho la escena donde muestra como el puro miedo puede disparar la xenofobia, el miedo al otro, que puede leerse como perfecta metáfora de las crisis de emigración que nos azotan en la actualidad. Este mensaje entronca con el cine de Yeon Sang-ho hasta la fecha, aunque en este caso haya dulcificado bastante la visión casi nihilista que mostraba en anteriores trabajos. En conjunto la película le ha salido prácticamente redonda; con contenido, muy entretenida, tensa y muy bien realizada.

(c) 2016 Jordi Flotats

Ficha Técnica:
- Título original: Busanhaeng.
- Año: 2016.
- Duración: 118 min.
- País: Corea del Sur.
- Director: Yeon Sang-ho.
- Guion: Yeon Sang-ho.
- Productor: Lee Dong-Ha, Kim Yeon-Ho.
- Música original: Jang Young-gyu.
- Fotografía: Lee Hyung-Duk.
- Montaje: Yang Jin-mo.
- Reparto: Gong Yoo, Jung Yu-Mi, Ma Dong-Seok, Kim Soo-Ahn, Kim Eui-Sung, Choi Woo-Sik, Ahn So-Hee, Jang Hyuk-Jin, Shim Eun-Kyung, Jung Suk-Yong, Ye Soo-Jung, Park Myung-Shin, Woo Do-Im, Kim Yool-Ho, Kim Chang-Hwan, Lee Joo-Sil, Kim Jae-Rok, Choi Gwi-Hwa, Jung Young-Ki, Yeon Sang-Ho, Kim Geun-Young
- Sitio web:http://wellgousa.com/theatrical/train-to-busan
- Tráiler:

Comenta